miércoles, 29 de marzo de 2017

PARTICIPACIÓN EN LA FERIA DEL LIBRO DE EL EJIDO (ALMERÍA).

Tengo el privilegio de anunciaros que, gracias a la caseta de la Asociación Literaria y Cultural de Almería Letras de Esparto, este próximo sábado 1 de abril, de 17:00 a 18:00 de la tarde, estaré firmando ejemplares en la Feria del Libro de El Ejido (Almería).

Si tienes tu ejemplar comprado y aún no te lo he dedicado, esta es una buena ocasión para llevarte una dedicatoria y poder compartir unas palabras.

Os espero.

Aquí os dejo el cartel y la programación de esta feria. 





lunes, 27 de marzo de 2017

RELATO BREVE: ¿CUÁNDO DESCUBRE REALMENTE JAVIER QUE EL PEQUEÑO SAN JUAN DE LA CAPILLA ES UNA COPIA DEL ORIGINAL?

Siguiendo con el ciclo de relatos cortos, aquí os dejo el sexto. En este, tras unos datos en los que os daré a conocer cómo es realmente el edificio, os contaré lo una de las mayores dudas que tiene Javier sobre la autenticidad de la mejor escultura que encuentra en la capilla

http://ubeda.com/Santa_Maria/index.htm

http://www.santamariadeubeda.es/sm-conoc.htm 

http://ubedaybaezaturismo.com/place/colegiata-de-santa-maria-de-los-reales-alcazares/ 

En los enlaces anteriores, y a modo de información, podréis encontrar más datos sobre este templo. No obstante, utilizando los datos obtenidos de la wikipedia, os dejo un pequeño resumen de esta iglesia:  

https://es.wikipedia.org/wiki/Bas%C3%ADlica_de_Santa_Mar%C3%ADa_de_los_Reales_Alc%C3%A1zares 

Basílica y Real Colegiata de Santa María la Mayor de los Reales Alcázares de Úbeda, declarada Monumento Nacional y parte de conjunto Patrimonio de la Humanidad, es la iglesia principal de la ciudad de Úbeda, Jaén y tercera de la diócesis jiennense. Se encuentra en la Plaza Vázquez de Molina, frente al Palacio de las Cadenas, formando parte del conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2003.

Historia  

La iglesia se asienta sobre un suelo arqueológico de la Edad de Bronce, lugar sagrado desde tiempos inmemoriales, siendo finalmente edificada sobre los restos de la mezquita mayor, tras la conquista de la ciudad en 1233 por Fernando III, el Santo. El 29 de septiembre de 1233 el rey San Fernando III con su corte entró a la mezquita mayor de la ciudad por la puerta principal de la misma, para celebrar la victoria de la reconquista de la ciudad y consagrar la mezquita en iglesia católica, bajo la advocación de Iglesia Mayor Parroquial de los Reales Alcázares y de Nuestra Señora de la Asunción. 

Desde 1259 fue titulada Iglesia Mayor Colegial y desde 1852 ostenta el título de Iglesia Mayor Parroquial, al perder la condición de Colegiata. Fue la tercera iglesia declarada como basílica menor en la diócesis de Jaén, en el año 2014. 

En dicha iglesia, la base gótica florida de su construcción se levanta sobre restos arqueológicos neolíticos, íberos, romanos, godos y se enriquece con elementos musulmanes, románicos, góticos, renacentistas, barrocos, neoclásicos, etc., hasta constituir un conjunto que el historiador Juan Pasquau calificara de «…inigualable democracia artística, en la que todos los estilos pugnan por sobresalir y ninguno lo consigue en exclusiva». Lo más interesante son sus fachadas, el bellísimo claustro, las capillas del interior y la rica rejería del interior. 

Fue gravemente dañada en la Guerra Civil Española, aunque la iglesia no perdió su imagen original hasta la casi destrucción del templo en 1986, a manos de la contraproducente obra de Isicio Ruiz Albusac. Y desde entonces permaneció cerrada por obras de restauración hasta marzo de 2011 en que finalmente se pone simbólicamente un punto de cierre a la restauración y se entrega el templo a los ciudadanos. En 2012 el obispado decide cobrar por visitar este templo, la ciudad de Úbeda se rebela, y se comienza una recogida de firmas para evitar esto, además de grupos de apoyo en las redes sociales, ya que gran parte de la ciudad considera que tras invertir más de 6 millones euros de dinero público, la iglesia debería de estar abierta a todos los ciudadanos. En octubre de 2014 el obispo de la diócesis de Jaén, Ramón del Hoyo López anunció la declaración de la iglesia como basílica menor. 

Restauración  

El templo fue cerrado en 1983 para proceder a su restauración, puesto que la inclinación de sus pilares amenazaba ruina inminente. Tras 28 años de obras, por diversas corrientes restauradoras el templo ha visto modificada su fisonomía original y ha perdido buena cantidad de bienes muebles en su interior que han pasado a otros templos y a varios repositorios museísticos.

El primer arquitecto que llevó la obra fue Isicio Ruiz Albusac, quien procedió al desmontaje de las bóvedas barrocas de yeso, por pensar que eran las causantes de la ruina. Esta intervención fue contraproducente e hizo que el templo acabara por desestabilizarse.

Será Enrique Venegas quien tome las riendas de la restauración, haciendo un profundo estudio del edificio, consolidando sus cimientos inestables (verdadero causante de la ruina), así como sus pilares y arcos. Para cubrir el templo se instaló una techumbre de madera, restituyendo la que el templo tenía originalmente entre los siglos XIII-XVIII. Igualmente se ha eliminado el yeso dejando la piedra original de las paredes y las capillas laterales se ha solado con mármol y suelos cerámicos, distintos de la estética original. Recientemente se han limpiado las portadas. En marzo de 2011 se ha entregado la quinta fase, con el enlosado del templo con mármol (en sustitución de las primitivas losas de piedra), y la restauración de la Capilla de Jesús Nazareno, así como parte del claustro y la sacristía. 

Descripción 

Este edificio mezcla diferentes estilos (gótico, mudéjar, renacentista, barroco y neogótico) fruto de una construcción que se extiende desde el siglo XIII al XIX.

Al estar intramuros del Alcázar, estaba sin comunicación con la ciudad hasta principios del siglo XVI, salvo un pequeño postigo que aún se conserva en el claustro y por el que según la tradición hizo su entrada en la mezquita el rey Fernando III el Santo para consagrarla al culto cristiano.

Hacia 1510 se inicia la construcción de una portada que la abra al "llano", en tiempos del obispo de Jaén don Alonso Suárez de la Fuente del Sauce, destruyendo para ello un trozo de muralla entre dos torreones; portada de corte renacentista acabada en 1645 según trazas de Pedro de Vera, salvo el friso y el relieve de la Adoración de los Pastores que se debe a Luis de Zayas. 

Por 1833, el Cabildo de la Iglesia Mayor Colegial de Santa María pide licencia al Ayuntamiento para derribar la muralla acastillada del Arroyo de Santa María para utilizar sus piedras.

El torreón desmochado que se observa en el extremo, es lo que queda del antiguo alminar islámico, que fue demolido al final del siglo XIX por amenazar ruina.

El exterior del templo sigue una línea arquitectónica uniforme, aunque se trata de una obra ecléctica y singular. La fachada y portadas, que datan de la primera mitad del siglo XVII, constituyen de hecho la única parte del edificio que responde a un plan previo y organizado. En la fachada el motivo central es la Adoración de los Pastores. La portada está enmarcada por dos espadañas, construidas en el siglo XIX, tras la demolición de la maltrecha torre de la antigua mezquita aljama, dañada de muerte desde el terremoto de Lisboa de 1755.

El claustro es una obra gótica de finales del siglo XV y ocupa el lugar donde estuvo el patio de la mezquita. Bajo una serie de bóvedas de crucería, en el interior se conservan 16 capillas, lugar de enterramiento de obispos y de las familias nobiliarias de la ciudad.

Cabe destacar la puerta de la Consolada, en la fachada este del templo, la cual tiene un gran valor sentimental para la mayoría de los ubetenses, ya que en ella se produce la más bella estampa de la Semana Santa de Úbeda, la salida de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno en la mañana del Viernes Santo.

Conociendo ya lo fundamental de esta impresionante construcción, comienzo ya con el relato del momento en el que Javier descubre realmente que el pequeño San Juan de la capilla es una copia del original:

Pasado el revuelo inicial, Javier volvió a la recién descubierta capilla. Llevaba días con una idea que se repetía una y otra vez en su cabeza. ¿Y si la estatua del pequeño San Juan Bautista no fuera una copia tal y como había afirmado en un primer momento?

Volvió a descender aquella empinada escalera, ahora mucho más iluminada. En los días que habían transcurrido desde su apertura, el ayuntamiento se había encargado de limpiar, adecentar y adecuar la antiquísima escalera. Pese a que la iluminación aún era provisional, Javier estaba contento. Ya no hacía falta una buena linterna para no tropezarse en esos traicioneros escalones.

Una vez se hubo situado en el centro de la capilla, sabedor de que se hallaba bajo uno de los templos más importantes de la ciudad, estuvo tentado a no seguir adelante con su idea.

Había llegado ya demasiado lejos. Tuvo que mentir a Rocío para poder bajar solo, además de tener que pedir un favor muy especial al policía municipal que custodiaba la entrada de la capilla. Consiguió que durante algo más de una hora el recinto estuviera completamente cerrado al público. Tiempo más que suficiente para llevar a cabo lo que se proponía.

Miró con detenimiento el motivo de tantos desvelos. Frente a él, desafiante, se erguía la magnífica talla del inigualable Miguel Ángel. Una pequeña escultura, ya que no llegaba al metro y medio, que podía contener en su interior uno de los mayores secretos de la historia.

Con paso decidido se acercó a la estatua. Su mano recorrió cada una de las curvas de ese precioso cuerpo marmóreo. Frente a él, un niño de apenas seis o siete años dedicaba una de sus mejores sonrisas. El artista, siguiendo el ejemplo de la escultura helenística griega, había sido capaz de captar toda la inocencia de un niño y trasladarla al mármol.

Intentó imaginar cómo habría ido desgranando, capa a capa, cada uno de los impresionantes detalles de la figura. Era tan real que podía llegar a dar miedo. En alguna ocasión, Javier tuvo la impresión de que el pequeño San Juan había cobrado vida.

—¿Aún escondes en tu interior el secreto mejor guardado de todos los tiempos? —susurró al oído de la pequeña estatua.  

Tras pronunciar esas desafiantes palabras, puso una manta junto a la estatua. Sabía que le iba a resultar casi imposible moverla, pero quizá fuera posible tumbarla sobre la manta. Javier agarró la estatua y con todo el cuidado que le fue posible, la volcó hasta dejarla caer sobre la manta. Este simple hecho le llevó más de veinte minutos, pues jamás pensó en el peso real de la pequeña figura.

Sacó un pequeño martillo de su bolsillo y comenzó a golpear la base. Si todo lo que había leído en el diario era cierto, allí debía encontrar el compartimento que había preparado Miguel Ángel. Durante más de diez minutos estuvo golpeando con mimo toda la base. Incluso, y aún a sabiendas de que podría llegar a tener problemas en un futuro, con un pequeño cincel rayó en con suavidad la base en busca de minúsculas partículas de yeso que pudieran desprenderse. Pero no ocurrió nada.

«¿Y si realmente es solo una copia de la verdadera?».

Si difícil fue llegar a volcar la imagen, aún más lo sería volver a colocarla en su lugar. Desvanecido ya ese optimismo inicial, ahora era incapaz de volver a levantar la imagen. El tiempo se agotaba y no le iba a quedar más remedio que requerir la presencia del amable policía al que le iba a deber otro favor más.

—Por favor, Juan, ¿sería tan amable de acompañarme hasta el interior de la capilla?

—¿Ha ocurrido algo? —preguntó algo desconcertado por la petición de Javier.

—Prefiero explicárselo cuando estemos junto al retablo.

El silencio los acompaño por aquel interminable tramo de escaleras. Aún no tenía muy claro qué le iba a contar al municipal, pero necesitaba que lo ayudara. La capilla volvería a estar abierta al público en breve y no podía estar tumbada sobre una manta una de sus mejores esculturas.

—¿Qué le ha ocurrido al San Juanito?

—Es culpa mía —respondió algo nervioso—. Desde que descubrimos la capilla, llevo pensando si esta estatua es o no la que esculpió y trajo a Bástula Miguel Ángel. En un primer momento, y muy a mi pesar, la declaré una copia. Durante días me he estado preguntando si no habría errado en mi afirmación.

—¿Y ha descubierto usted algo?

—Para mi desgracia, la estatua es una simple copia —respondió cabizbajo—. ¿Podría ayudarme a levantarla?

—Por supuesto, será un placer.

—Y esto que ha ocurrido aquí… ¿puede quedarse entre nosotros?

—No se preocupe, seré una tumba. 

Hay ocasiones en las que no todo sale como esperábamos. Por más defraudado que estuviera, Javier había comprobado en primera persona que los planos que buscaba no estaban allí. Llevaba demasiados días soñando con algo que, por el momento, no había sido capaz de encontrar. ¿De verdad le iba a merecer la pena seguir con esa infructuosa búsqueda?

Escultura en su emplazamiento original.
Trozos conservados tras la Guerra Civil.
Escultura restaurada.

martes, 21 de marzo de 2017

NOVELA: "EL RELOJ" DE FRAN CAZORLA.

FICHA DEL LIBRO:


Título: El reloj 
Autor: Fran Cazorla     
Nº de páginas: 102 
Encuadernación: Edición rústica con solapas 
Editorial: Círculo Rojo 
Lengua: Español 
ISBN: 978-84-9050-552-6


BIOGRAFÍA DEL AUTOR:


Para escribir la biografía de este escritor almeriense, qué mejor forma de hacerlo que acudir a la misma fuente. He elegido la presentación que el autor tiene en su página web, puesto que pienso que es la más fiel y personal de todas las biografías que podría colocar en este apartado. 

¡Un saludo! Me llamo Fran Cazorla, soy un autor almeriense, hijo de emigrantes españoles, nací en Darmstadt, Alemania, aunque regresé a España en la infancia para comenzar mis estudios, hasta llegar a la Licenciatura en Humanidades, cursada en la Universidad de Almería.

Me apasiona la lectura y todo lo que tenga que ver con la cultura, pero si hay una pasión que siempre ha hecho que lleve conmigo bolígrafo y papel (o en su defecto una servilleta de bar), esa ha sido "escribir".

Soy un novel en este mundo, y nunca me cansaré de repetirlo. Yo solo quiero aprender, creo firmemente que la carrera de un escritor se labra con tiempo, esfuerzo, dedicación, y sobre todo, escuchando consejos y leyendo mucho.

Gracias por pasarte por este rinconcito, espero lograr que sea muy acogedor para ti. Disfruta e investiga, y si puedes y quieres, deja tus apreciaciones, consejos, sugerencias... Todo me será muy útil y te estaré eternamente agradecido. 

Un abrazo muy fuerte

Fran Cazorla, escritor. 



Me gustaría también rescatar las palabras que el autor dedicaba al lector, en esta su primera obra:

Ya está aquí mi primera obra. Os contaré un poquito sobre este libro. Todo comenzó al querer participar en un concurso de relatos cortos. La idea de esta historia surgió en mi mente porque me encantan los relojes de bolsillo y las historias de miedo. El relato debía de ser de dos páginas pero la cosa se alrgó un poquito y al final necesité bastantes más para poder contar la historia que había en mi cabeza. Y así apareció "El Reloj". Después fue una lucha para conseguir financiación, gracias al Mecenazgo, y posteriormente ya vino el proceso editorial. Y... después de tanto soñar... conseguí:  

1.- Cumplir una promesa: dedicar este libro a la persona que más creyó en mí y la que me hizo prometerle que le dedicaría el primer libro... 

2.- Comenzar a luchar por mi sueño: Ser escritor...

Espero que os animéis a leer este pequeño libro, y deseo que os guste tanto que recordéis mi nombre para futuros libros... 

Gracias...!!!


 SINOPSIS DE LA NOVELA: "EL RELOJ": 

"Cuando el azar juega haciendo que un objeto del pasado llegue a manos de alguien, es porque el destino tiene algún plan.  

Cuando Mary tropezó con aquel reloj, lo primero que vio fue el regalo perfecto para su marido. 

Un reloj que les llevará a intentar resolver un misterio oculto tras el paso de los años, y convertirá su presente en algo que no podían haber imaginado…". 


OPINIÓN:
 
Qué ganas tenía de disfrutar ya de una buena novela de misterio. Sí, pese a ser una historia corta, es un relato que comienza a atraparte conforme uno va pasando páginas.

Tengo la suerte de conocer al escritor y haber hablado un poco sobre la obra y preguntar alguna que otra duda que va surgiendo a lo largo de la obra. Dudas que, de no existir, quizá restaran calidad a la obra.
 
Y eso, a la vez es lo que mata. El ver tan claro que la historia podría continuar y saber que aún no hay segunda parte publicada, me desarmó. Sí, es cierto que el enigma fundamental de esta novela queda resuelto de una manera sorprendente, pero es de esas obras de las que uno se queda con ganas de más.
 
Para ser la primera obra de este escritor almeriense, del cual realicé una pequeña reseña hace poco,  creo que ha logrado una prosa bastante fluida que hace disfrutar al lector.

Desde aquí, animo a todo el mundo a leer y resucitar este género que actualmente está en decadencia. Para mi desgracia, pocas novelas de misterio hay de calidad hoy en día. Para leer alguna buena obra, uno tiene que recurrir a los clásicos. 
 
Tras leer "El reloj", espero que este escritor nos deleite pronto con alguna nueva obra de misterio o terror, pues esta novela tiene tintes de terror en algunos pasajes.

Creo que es una buena obra que se lee muy rápida y que es ideal para pasar una buena tarde en compañía de las letras de este escritor almeriense. Yo ya tengo el mío dedicado, ¿a qué esperas para conseguir el tuyo?

domingo, 12 de marzo de 2017

CRÓNICA DEL SEXTO CAFÉ CON SABOR A MAR Y LETRAS.

Como ya es habitual, hoy os traigo la crónica del "sexto Café con sabor a mar y letras". Evento que fue anunciado en el periódico La Voz de Almería, hecho que indica el afianzamiento que va teniendo este encuentro literario.




Una vez más, el diseño del cartel fue toda una obra de arte. Aquí os lo dejo (para los que no pudierais verlo aún).




Y sin más preámbulos, comencemos con esta pequeña crónica de lo que fue la velada de ayer sábado.

Como ya es habitual en este evento, la primera toma de contacto con los autores se realiza en torno a un café. Es la primera vez que hablamos de tú a tú con ellos y es cuando más cerca se siente a esas personas que a veces parecen inalcanzables.

En esta ocasión, los autores invitados al evento fueron:

Anne Redheart

Enrique García Díaz

Rosa Uroz

Comenzó hablando el prolífico autor Enrique García Díaz que de una forma amena y divertida nos narró su llegada al mundo de las letras. Estas son algunas de sus obras:





A este, le siguió la autora Anne Redheart, cuya intervención no nos dejó indiferentes a nadie (en el buen sentido). Fue sencilla y divertida, cosa que se agradece en este tipo de eventos. Esta es su primera novela y deseo que no la última:


Para cerrar el café literario, intervino la escritora almeriense Rosa Uroz que, pese a intervenir en último lugar, no hizo que decayera la gran tarde que estábamos viviendo. Su novela es la siguiente, y al igual que a  Anne Redheart deseo que no sea la última:


Y es que los tres autores nos hicieron pasar una tarde divertida de café y letras.

No me gustaría terminar sin reseñar el acierto pleno de la organización a la hora de que los autores invitados sean tres. En otros cafés anteriores fueron cuatro, pero en ocasiones se hacía algo largo y no se disfrutaba de esos momentos de acercamiento al escritor. Porque aunque suene raro, los autores invitados comparten un café con todos los asistentes al evento antes y dedican otro tiempo después. Tiempo en el que se habla de cualquier tema e incluso, si se desea, se puede disfrutar cantando en el karaoke que se organiza.

Por último, me gustaría agradecer una vez más de todo corazón a:

Carmen Soler (Lectora) 


Esther Aldeguer (Blog el rinconcito de Minny)



María Elena Tijeras (correctora literaria)



Asociación Literaria y Cultural Letras de Esparto



por seguir organizando este evento, del cual espero que haya muchísimas más ediciones. Y en especial a la Cafetería Stanford 88, por ser una vez más la sede de este evento. Gracias por acogernos tan bien como siempre lo hacéis.

Cafetería Stanford 88 


Yo he estado prácticamente en todos. Si tú aún no lo has probado, hazlo. Es muy posible que repitas en esta pequeña reunión familiar en torno a las letras. 

Deciros que si queréis estar al tanto de todas las novedades sobre este evento, os recomiendo que os unáis a su grupo de facebook "Café literario en Almería". Para hacerlo, basta con pulsar la siguiente imagen que te llevará hasta él.

https://www.facebook.com/groups/1272752672761411/

Aquí os dejo algunas fotos de familia de este espectacular evento que poco a poco se va consolidando en Almería.