martes, 21 de febrero de 2017

QUINTO CAFÉ CON SABOR A MAR Y LETRAS.

Como es habitual desde el verano de 2016, este pasado sábado se celebró una nueva edición de la tertulia literaria "Café con sabor a mar y letras". Es una apuesta por la cultura en la provincia de Almería, una de tantas otras que tratan de acercar al gran público la literatura.

Por muy atractivo que nos parezca, la afluencia de gente no fue masiva. ¿Para qué preocuparnos de la cultura en una sociedad como la nuestra? La literatura está de más. No podemos vivir sin ordenadores, móviles, tablets... pero sin literatura sí que se puede, ¿no?

Es una verdadera lástima que, en una sociedad tan "avanzada como la nuestra", la cultura brille por su ausencia. Pero dejemos las lamentaciones para otro momento y centrémonos en el café literario celebrado el 18 de febrero.

Para este nuevo evento, cuyo cartel os pondré a continuación, se contó con la colaboración de tres nuevas escritoras. Personas a las que hay que agradecerles que se desplazaran y compartieran con los asistentes unas horas de su tiempo.




Las autoras invitadas al evento fueron:

Eva Gil Soriano

Aeryn Sander

Chary CA

Tres escritoras con una forma muy distinta de ver el mundo literario y con las cuales compartimos sonrisas y buenos momentos.

Como ya es tradicional, la tertulia comienza tomando un café con las autoras en el que hay una primera toma de contacto y nos conocemos todos un poquito más. Una vez concluido este mágico ritual, comienza el "5º Café con sabor a mar y letras".

A modo de entrevista, cada autora habla de su obra y nos la acerca un poco más al lector. Es una forma de hacer viva la literatura y que el autor no sea alguien inalcanzable para la persona que compra alguna de sus obras.

Entre otros, pudimos conocer títulos como: "Un verano para recordar", "Quiero respirar", "A través de su objetivo", "Tras su rastro", "Esperando ser amada".



Espero que en el sexto café literario, si os pilla en Almería, acudáis todos. No es una presentación tradicional, pues puede participar todo aquel que lo desee. Allí, siempre que se haga con educación y respeto, cualquier opinión o pregunta que se realice es bien recibida.

Agradecer, una vez más, de todo corazón a:

Carmen Soler (Lectora) 


Esther Aldeguer (Blog el rinconcito de Minny)



María Elena Tijeras (correctora literaria)



Asociación Literaria y Cultural Letras de Esparto



Por seguir organizando este evento, del cual espero que haya muchísimas más ediciones. Y en especial a la Cafetería Stanford 88, sede de este evento. Gracias por acogernos tan bien como siempre lo hacéis.

Cafetería Stanford 88 

   
Aquí os dejo algunas fotos que reflejan ciertos momentos del evento.













Para finalizar la crónica de este maravilloso evento, también os dejo algunos vídeos del evento. Espero que os animéis y podáis acudir a alguno de los cafés.



martes, 14 de febrero de 2017

NUEVO CAFÉ ENTRE AMIGOS.

Este pasado sábado tuve la gran fortuna de tomarme un café con dos personas a las que aprecio. El primero, José Luis Martínez, es primo de uno de mis mejores amigos; el segundo, Miguel Navarrete Ruíz, escritor ubetense y, en cierta forma, acompañante de este alocado viaje que hemos emprendido. 

Para reunirse en torno a un café, son pocos los motivos que hacen falta. En esta ocasión, además de un esperado reencuentro con ellos, aproveché para visitar la exposición fotográfica de José Luis. 

Sí, ya sé que no hace falta ver una exposición acompañado de la persona que muestra su trabajo; pero si he de ser sincero, es una experiencia totalmente distinta. Conocer de primera mano las vivencias y lo que el artista quiso reflejar en cada una de sus fotos es algo que rara vez tenemos la suerte de disfrutar. 




En mi caso, además de disfrutar de un café en muy buena compañía, dejé que el artista me contara cada una de las fotos colgadas de la pared. Por cierto, el pub en el que se desarrolla esta exposición es La Beltraneja Cocktail - Bar. 




Esa "Soledad Salada" (nombre que da título a la exposición), tal y como dijo el propio autor, refleja la realidad que en un momento de nuestra vida podemos tener. Una soledad, a mi entender, a veces reconfortante, en la que meditar y, por qué no, dejar escapar pequeñas perlas salinas.

A lo largo de la reunión hablamos del espectacular momento cultural que vive Úbeda: presentaciones de libros, exposiciones de diversa índole... Movimientos casi inexistentes cuando yo vivía allí. Y, pese a este florecimiento cultural, resulta casi imposible vender un libro o una fotografía. Menos mal que lo hacemos porque nos gusta y sabemos que no vamos a vivir aún de nuestra afición.

Fueron momentos únicos, de esos que hay que guardar en un espacio privilegiado de la memoria y de los que espero coleccionar muchos más. Un placer haber compartido palabras, risas y café con vosotros. Os deseo todo lo mejor.



viernes, 3 de febrero de 2017

RECONOCIMIENTOS... VIRTUALES.

Hay días en los que uno se pone a pensar. Reflexiona sobre lo importante que, en algunas ocasiones, sería recibir algún tipo de reconocimiento.

En ese momento, la mente de cualquier persona viaja hacia esos magníficos reconocimientos (placas, esculturas...) y el dinero que va asociado casi siempre. Creo yo, y esa es mi opinión, que se piensa más en el dinero.

¿Hay alguien que haya pensado en esos pequeños reconocimientos virtuales que nos hacen otros escritores, blogueros...? No, yo creo que no. 

Revisando mi Facebook esta tarde, encontré unos reconocimientos virtuales que me ha ido haciendo el poeta Armando Arzalluz Carratalá. Le he ayudado en algún momento puntual y él, agradecido, me ha hecho uno de los mejores regalos que se nos puede hacer a un escritor: un reconocimiento público. Reconocimientos por diversos motivos y de los cuales estoy muy orgulloso.

Así pues, a veces no se trata de amontonar galardones (que no digo que no esté bien), lo que estoy diciendo es que se debe volver a humanizar el mundo de la literatura. Los escritores deberían echarse una mano... pero no al cuello como suele hacerse habitualmente. Es una pena, sí, pero he contemplado peleas virtuales y descalificaciones varias para llegar a su objetivo: vender más novelas que el otro.

Bueno, aquí os dejo esos reconocimientos que tanta ilusión me hacen. Es algo que me gustaría compartir con mis lectores y ojalá que no caigan en el olvido, al menos en el mío no lo harán.

Un saludo en la distancia.    





jueves, 2 de febrero de 2017

NOVELA: "EL DÍA QUE PERDÍ MI SOMBRA" DE AÍDA DEL POZO.

FICHA DEL LIBRO:


Título: El día que perdí mi sombra
Autor: Aída del Pozo    
Nº de páginas: 230
Encuadernación: Tapa blanda   
Editor:  Createspace Independent Publishing Platform
Lengua: Español 
ISBN-10: 153463438X
ISBN-13: 978-1534634381


 
BIOGRAFÍA DEL AUTOR:



¿Hay una presentación más personal que la que puede hacer la propia autora? No. Por tanto, he creído conveniente utilizar la presentación que hace la propia escritora en su blog "Tormentas de tinta". 

Ante un folio en blanco una se ve pequeña y un tanto perdida. ¿Qué contar a alguien que está frente a la pantalla del ordenador esperando conocerte, en tan sólo unas cuantas líneas? Así que después de darle varias vueltas, he decidido presentarme no contándote quien soy, sino quién no soy.

No soy ya cuarenta y tantos años de idas y venidas, de encuentros y desencuentros, de dudas, de preguntas, de rabia contenida por anhelar levantar el vuelo y saber que tengo un ala rota porque dejé que me atrapasen y por ende, que me la rompieran.

Cuentan quienes me conocen, que he sido un gran hallazgo, un inesperado soplo de aire fresco, todo un descubrimiento como escritora. Y yo les contesto que siempre he sido así, pero que parte de lo que soy estaba atrapado, escondido, reservado esperando un empujón para cortas mis cadenas. Siempre he sido fuerte, la vida me ha puesto a prueba en varias ocasiones y he sacado nota en los retos más amargos. Sin embargo, les digo, ahora y tras la prueba más dura, toca VIVIR con mayúsculas.

Llevo viviendo intensamente, después de haber muerto, desde hace más de dos años. Duele el presente pero más duele el pasado y cuando eso sucede, el hoy se dulcifica. Escribo para sacar fuera todo lo que llevo dentro, todo lo que creo que merece la pena compartirlo contigo. Y lo que escribo es el resultado de lo que estoy viviendo ahora, porque a la anterior Aída, decidí decirle “basta”. Ahora soy realmente yo, por primera vez después de tantos años, ahora soy TORMENTAS DE TINTA. Y aunque haya tenido que dejar atrás aquello por lo que antes luché, creo que el camino que resta por descubrir se presenta repleto de posibilidades y esperanzas, de sueños por cumplir y que presiento se harán realidad.

Ya no soy aquella adolescente que ganó un premio literario en el Instituto San Cristóbal de los Ángeles por un cuento que ni siquiera sé dónde dormirá (quizás en el trastero, perdido en una maleta) ni la universitaria que jamás se emborrachó ni se fumó un porro en aquella época llamada “movida madrileña”, que lo más alocado que recuerda haber hecho es bajar descalza por el Paseo de las Delicias, saliendo de la discoteca Titanic, con los pies destrozados por culpa de unos imposibles zapatos de “chúpame la punta” y tacón kilométrico. Tampoco soy ya la madre que se pasaba veinticinco horas al día cuidando de sus hijas (ellas ya comienzan a volar, sus alas son fuertes y las mías curaron ya), ni la mujer que no se cuestionaba nada ni la que se cogía el pedazo más pequeño del pastel. Ahora quiero y demando lo que me corresponde y por eso dicen las malas lenguas que he cambiado y que no me reconocen. No he cambiado, soy yo, les digo, aunque tampoco tengo por qué dar explicaciones ni justificarme porque a nadie más que a mí debo dar cuentas de mis decisiones y de mis contradicciones.

Lo que hace unos años me debilitó y acabó conmigo, meses más tarde fue la fuerza que me ayudó en mi renacer y ahora esa vida que siempre quise vivir, esa vida plena en comunión con la palabra escrita, me espera. Ha llovido ya desde que mi caja de Pandora se abrió y ésta ya no puede cerrarse.

Quiero compartir quién soy contigo, lector ávido de historias por vivir, sediento de palabras que evocan sentimientos, de caminos que se entrecruzan, de finales inesperados. Tormentas de tinta nace de las miles de lágrimas que antaño derramé, de las historias que esas lágrimas han hecho crecer y madurar en mi cabeza y que hoy apremian por salir a la luz. Pero, como tú y yo sabemos, tras la tormenta llega la calma. Y de los días tormentosos, de los días ventosos y de los días nublados, de aquellos que también nacen bañados por un sol radiante de primavera, de todos esos días que viviremos juntos, forjaremos una nueva historia, la tuya y la mía, amigo de las TORMENTAS DE TINTA.



SINOPSIS DE LA NOVELA: "EL DÍA QUE PERDÍ MI SOMBRA":

“Ni siquiera acierto a recordar qué día perdí mi sombra y dejé de ser yo. Ya ni me reconozco al mirarme en el espejo...”.

Así comienza la estremecedora historia de Noelia, una mujer que ha perdido su identidad tras verse atrapada durante años en una relación tóxica. Huir de un mundo de prostitución, drogas y delincuencia es la única salida posible para recuperar la sombra que perdió e iniciar una nueva vida.


Ayudada por Pilar, su mejor amiga de la adolescencia, Noelia emprende una carrera contrarreloj hacia la ansiada libertad, tras huir de Curtis, el hombre que robó su autoestima y que lidera una red de prostitución y drogas en Madrid.


Para conseguir su objetivo, se esconderá en una aldea perdida, a la espera de que Santiago, policía y marido de Pilar, ultime los detalles para proporcionar a la joven una nueva identidad para que recupere el control de su vida.


Mientras Santiago construye un futuro para Noelia en la ciudad de Barcelona; Curtis, ciego por la rabia de haber perdido a quien considera de su propiedad, moviliza a sus hombres para encontrar a su mujer, que parece haber sido tragada por la tierra.


Cuando ya ha perdido toda esperanza de dar con ella, una pista inesperada llevará a su banda hasta Miraflores, un turístico pueblo de la sierra madrileña. La madeja comienza a desenredarse y el cerco en torno a Noelia se estrecha…


¿Logrará la joven recuperar su sombra?


OPINIÓN:


Tuve la suerte de compartir editorial por un tiempo con esta escritora, ya que publicó su novela con la misma editorial que yo lo hice. Con el transcurso de los días, uno descubre que es una gran persona y que, dentro de las limitaciones horarias y obligaciones que cada uno tenemos, está siempre para resolverte cualquier duda o ayudarte en lo que pueda. Hace unos meses que descargué en formato digital su novela, pero no fue hasta hace poco que pude leerla.

Suena a tópico, pero la verdad es que no suelo leer novelas de este género. Quizá debido a que alguna que leí hace años me pareció un poco insufrible y de las cuales, por suerte para mí, no recuerdo ni el nombre. Dicho esto, decir que me parece una gran novela. Es un buen cóctel de cruda realidad mezclada con esa esencia literaria que pone la mente de la autora.

Por duro que nos parezca, no debemos olvidar que casos como este, pasan cada día en España. Ese mundo de prostitución, tan bien descrito en la novela, es una realidad vigente en pleno siglo XXI.

Gracias a la destreza de esta prometedora autora, hay momentos en los que eres presa de una gran pena y angustia. Llegas a ponerte en la piel de esta pobre desgraciada que lo único malo que hizo fue nacer en el momento equivocado.

He de confesar algo: conforme iba avanzando la trama, pensé que el final sería predecible (al menos, el final que me hubiera gustado). Al terminarla, he de decir que pese a esa temor inicial, hay algo que añade la autora que convierte a ese final en mágico. Y no, no diré nada más, pues ya se ha contado bastante de historia en la sinopsis. Si queréis saber más, ya sabéis...

Si necesitáis cambiar de género de lectura u os apetece probar otro tipo de novelas diferentes a las que normalmente hacéis, os recomiendo que leáis "El día que perdí mi sombra", seguro que no os deja indiferentes.