domingo, 24 de abril de 2016

EL DÍA DEL LIBRO.

Este año es el primero que celebro estos días como escritor. Otros años, como cualquier persona, me paseé por los puestos de la feria del libro de la ciudad en la que estuviera. Buscaba, sobre todo, esos libros de mis escritores favoritos que aún no tenía en mi biblioteca.

Por primera vez en algún tiempo, cambio esos paseos por los nervios del escritor. Sí, es cierto que no estaré firmando en ninguna feria del país, pero son unos días para pensar distintas promociones y formas de publicitarse (sin llegar a ser demasiado pesado).

Este domingo y lunes, mi novela estará disponible de forma gratuita en amazon (esperemos que este gesto sirva para fomentar la lectura). De esta forma, intentaré acercar mis letras a todo aquel que quiera descargarla.

Son días en los que te felicitan, ya que es la fiesta de las letras y los escritores. Días en los que uno de los productos estrella que se compa es un “libro”.

Yo, celebraré estos días a mi manera: leyendo y trabajando en la segunda parte de mi trilogía (que espero tenerla lista este año). Sé que para algunos puede resultar aburrido y predecible, pero ¿para qué vamos a mentir?

Me alegro de que, al menos por unos días, la gente se alimente de los sueños que cada uno de los escritores encierran en sus libros. La pena es que, una vez pasados estos días, volveremos a la triste realidad de siempre. Para nuestra desgracia, se imprimen miles de títulos al año. Títulos de los cuales pocos llegan a venderse.

Yo, aunque pueda molestar a algunos, prefiero seguir comprando libros a lo largo del año y no ceñirme solo a tres días. La cultura debe estar presente en nuestra vida cada día. 

Feliz feria del libro a todos los lectores y lectoras que lean mis sentidas palabras. 

¿Qué opináis vosotros?

sábado, 16 de abril de 2016

RESEÑA LITERARIA - LA SOLEDAD DEL ESCRITOR.

El jueves 14 de abril de 2016, se publicó una nueva reseña literaria de mi novela "La triste mirada del artista", en el blog literario "La soledad del escritor".

Una nueva crítica constructiva que me anima a seguir mejorando y a concluir la segunda parte de la trilogía.

Como pasó con las anteriores, creo que es un momento especial que requería una entrada en mi pequeño cuaderno de bitácora.

Si queréis leer la reseña completa, pulsad sobre la imagen.


PIRATERÍA.

Hace días, en el Blog “El Universo de Ely” de Elisabeth M. S., leía una entrada sobre la piratería. En twitter, la autora me preguntaba mi opinión y, tal y como dije, creo que merece una entrada en mi bitácora de viaje. 

Hace unos meses que publiqué mi novela “La triste mirada del artista”, y a día de hoy puedo decir que sí, sí he sido pirateado. Mi novela ha estado ya en varias páginas para descargarla en formato digital y, lo que aún es más triste, en formatos que ni yo mismo tengo. 

Yo, al contrario que esa autora, sí me enfadé. Me enfadé porque yo mismo ya la he regalado en Amazon y no descartaba volver a regalarla en algún otro momento. Todos, en algún momento, hemos pirateado algo alguna vez.

Recordad que piratear, no es más que copiar algo sin permiso. Cuando copiamos la receta de un cocinero que nos gusta o copiamos el peinado de alguien al que admiramos, estamos ya pirateando.

Lo que pasa es que, tristemente, este término solo se aplica a cosas en las que alguien está perdiendo dinero (normalmente grandes empresas). La piratería, esa que nació cuando un CD costaba casi 5.000 de las antiguas pesetas o una película que acababa de salir en el cine y no estaba aún para comprarla o simplemente una que jamás se llegaría a estrenar en ninguna sala española. 

Cuando esto ocurría, nadie se quejaba tanto. Y lo triste, es que muchos de esos que se han quejado durante los últimos años, envueltos en esa atmósfera de misterio y oscuridad de la Sociedad de Autores  y sus cabezas visibles (de la que mejor no hablar en ocasiones), deberían permanecer en silencio.

Para nuestra desgracia, los autores noveles, la piratería es el mismo caballo de batalla que para gigantes como Kent Follet. Una pena, pero es así.




En mi caso, en el tiempo que estuvo colgado el ejemplar de mi novela de forma ilegal, se descargó más veces que cuando lo estuvo legalmente en Amazon. Es, sin duda, un dato curioso sobre el que debemos pensar. ¿Es mejor descargarlo ilegalmente que hacerlo de manera legal? Al parecer sí.

Sí me gustaría rebatir algo. Es falso que aquel que se descarga un ejemplar de una novela de forma ilegal no vaya a comprarlo luego legalmente. A mí, como a cualquier persona, me han dejado algún que otro libro (de procedencia dudosa) para mi ebook y si me ha gustado y he creído conveniente que debía formar parte de mi biblioteca, me lo he comprado en papel.

Por cierto, nos quejamos de piratería, de las pérdidas… ¿alguien se ha preguntado que coste tiene realmente hacer un ebook? Prácticamente nada. No entiendo como los grandes gigantes pueden vender su novela a 18 o 20 euros y el ebook a 14 o 15 euros. Ahí hay algo que no me encaja. Desde luego, así se fomenta la piratería. Se lleva años pidiendo los libros electrónicos a un precio asequible, no a casi lo mismo que nos costaría en papel.

Si he de ser sincero, creo que la piratería es un caballo de batalla perdido. La industria debe modernizarse y hacerse más vistosa. No pueden pretender ganar lo mismo cada año que pasa. La sociedad está en una continua reinvención, ¿por qué la industria del libro no lo hace?

Estamos aún inmersos en una crisis profunda y aún hay sectores económicos que no han sido capaces de asimilarlo. En España, para nuestra desgracia, hay gente pasando hambre y necesidad. Gente que no se puede permitir gastarse 20 euros en un libro cada semana y que puede que la biblioteca pública le quede demasiado lejos como para ir andando y no digamos ya coger un autobús o un taxi.

Por tanto, mirando todos los detalles que hay en la piratería, creo que es algo que existe, existirá y existió en el pasado de la humanidad. ¿Creéis que hay solución? ¿Qué opináis?

domingo, 10 de abril de 2016

¿CUÁL ES LA CLAVE PARA ESCRIBIR UNA NOVELA?

Partamos de una idea que yo siempre he tenido por válida: «Toda persona tiene una novela en su mente esperando ser escrita».

Si partimos de esas palabras, que aunque no lo parezcan encierran más de lo que aparentan, cualquier persona puede llegar a ser «escritor». Baste pasearnos por la autopista de la información y contemplar los miles de libros de autores independientes que se ofertan en diversas plataformas.

Por tanto, la clave para llegar a escribir una novela no puede ser lo que siempre se llamó «don». Sí, es verdad que el tener una habilidad manifiesta para escribir, ayuda y mucho.

Hablando sobre lo que a título personal pienso, creo que la clave está en la ilusión y ganas que cada persona le ponga. Recordad que estamos hablando de la clave para escribir una novela, no de la clave del éxito de una novela (para lo cual aún no tengo respuesta).

El primer punto, por tanto, son las ganas e ilusión que cada persona deposite en su proyecto. Aunque con solo con eso no basta. Además, hay que añadir miles de horas de escritura, reescritura y revisiones. Horas que las quitas de tu vida privada y que jamás sabes si llegarán a ser o no fructíferas.

Hace pocos meses, buscando por internet, leí en un artículo que una de las claves del éxito para una novela era «escribir sin parar». Sí, suena raro, pero era lo que allí se afirmaba. No debemos perdernos en cientos de páginas que consumen años de nuestra vida, pues no es rentable. Debemos publicar cuantas más obras mejor.

Sí, ya sé que algunos habréis pensado que si ya cuesta escribir una novela, cómo vamos a escribir varias al año. Para eso yo no tengo respuesta. Al menos en mi caso, el tiempo del que dispongo es limitado. Por tanto, imaginarme publicando tres o cuatro novelas al año (sin dedicarme exclusivamente a eso), lo veo algo utópico. No obstante, parece que escribir ciento veinte o ciento treinta páginas, para algunas personas es algo fácil.

Por suerte o por desgracia, actualmente me encuentro escribiendo la segunda parte de mi trilogía. En la primera parte escribí alrededor de doscientos noventa folios (y yo los veía pocos), para esta, aún no lo sé. No creo que haya que escribir solo unas pocas páginas para hacerte muy popular en poco tiempo. Es más, tampoco sé si esos ciento diez o ciento veinte folios (a veces muchos menos), realmente son de calidad y merecen el reconocimiento que en ocasiones se les da (y con esto no digo que los míos lo sean).

Y vosotros, ¿qué opináis?


viernes, 8 de abril de 2016

PRESENTACIÓN DE LA NOVELA "LA TRISTE MIRADA DEL ARTISTA".

El próximo 28 de abril, a las 18:00 horas, me embarcaré en una nueva presentación de mi novela "La triste mirada del artista". Esta nueva presentación se enmarca dentro de las XXIV Jornadas de Animación a la Lectura del C.E.I.P. Las Marinas de la Marinas (Roquetas de Mar - Almería).


En el centro escolar se desarrollará el encuentro entre el autor y los padres y madres de los alumnos que lo deseen. Entre otros temas, además de la importancia de la lectura, se tratarán los problemas de la preadolescencia y de la adolescencia. Espero que esa tertulia sea amena y disfrutemos todos los asistentes.

Aquí os dejo la circular que se ha repartido hoy en el colegio para invitar a todos los padres que deseen acudir al evento:


Para aquellos que tengan más ganas de conocer cosas sobre este centro educativo, aquí os dejo su enlace a facebook.

https://www.facebook.com/profile.php?id=100010875040041&ref=ts&fref=ts
ENLACE A SU FACEBOOK
 

jueves, 7 de abril de 2016

RESEÑA LITERARIA - THE WORLD OF THE DUKY.

Ayer miércoles 6 de abril de 2016, se publicó una nueva reseña literaria de mi novela "La triste mirada del artista", en el blog literario "The World of the duky".

La verdad es que cosechar unas críticas sobre la novela, siendo además la primera que he publicado, resulta muy alentador y me sigue animando a concluir la segunda parte de la trilogía. Muchas gracias a todos los que siempre habéis confiado en mí.

Como pasó con las anteriores, creo que es un momento especial que requería una entrada en mi pequeño cuaderno de bitácora.

Si queréis leer la reseña completa, pulsad sobre la imagen.


http://theworldoftheduky.blogspot.com.es/2016/04/resena-la-triste-mirada-del-artista.html

martes, 5 de abril de 2016

NOVELA: "ABEL EN UNA MALETA" DE ANTONIO REYES.

FICHA DEL LIBRO:

 

Título: Abel en una maleta
Autor: Antonio Reyes     
 Nº de páginas: 303 
Encuadernación: Tapa blanda  
Editorial: Aldevara 
Lengua: Español 
ISBN: 9788415363910


 
BIOGRAFÍA LITERARIA DEL AUTOR.

  
Antonio Reyes (Bedmar, 1.975), es autor de “El escritor de cartas” (2.011), obra de la que se realizó un mediometraje, “El hórreo andaluz” (2.012) y de “Las sendas imborrables” (2.013). 


“El escritor de cartas”. Esta obra lleva como hilo conductor el “Bookcrossing”, moda que nació a comienzo de la década del 2.000. Elena, su protagonista, encuentra un libro en un parque y dentro de éste una carta. Descubrirá que en esa carta hay una pista de dónde podrá encontrar un siguiente libro y una supuesta nueva nota. Se embarcará en la búsqueda de diferentes libros por la ciudad de Vigo para saber quien deja esas novelas por la ciudad y con qué motivo.


“El hórreo andaluz”. Novela a caballo entre el año 1.951 y la época actual. Su protagonista es invitado a la inauguración de un edificio que llevará el nombre de una persona muy importante para él en su niñez y juventud. Aquel hombre terminará ocupando una plaza de maestro en el Bedmar de la posguerra, mientras investigaba un doloroso tema familiar. Gallego de procedencia, tendrá que lidiar con las autoridades de la época para conseguir la creación de una biblioteca en la localidad.


“Las sendas imborrables”. Ocho años en la vida del político republicano de Jaén Pedro Fernández Hernández, que narrarán el terror de las cárceles del franquismo tras la Guerra Civil española. Sus inicios en política como miembro fundador del Partido Republicano en la provincia, su etapa como presidente de la Diputación de Jaén y su andadura como diputado en las Cortes. Unos años novelados que terminarán siendo un homenaje a todas aquellas personas que aún a día de hoy, continúan buscando a familiares en fosas comunes y cunetas del país. Esta novela, además de múltiples presentaciones por la provincia de Jaén, también pudo ser presentada en Navarra y Galicia. Pero sobre todo, en el Ateneo de Madrid en Noviembre de 2.013.



SINOPSIS DE LA NOVELA: "ABEL EN UNA MALETA".

Abel siente que éste ya no es su sitio. Se traslada a Castellina in Chianti, una pequeña localidad de la Toscana donde es contratado para poner en marcha una campaña publicitaria para los nuevos vinos. Allí conocerá a la familia dueña de esa bodega y descubrirá lo que no les deja avanzar de una manera natural. Un padre preocupado por la marcha del negocio familiar y por la educación de sus tres hijos, su hija mayor que dirige junto al cabeza de familia la empresa, su hermana, apartada del piano que tocaba junto a su madre desde la muerte de ésta y Marco, el pequeño de los hermanos con una manera especial de ver la vida. Abel, recurriendo a una vieja historia de su niñez, dará vida a “El guardián de las almas musicales” para intentar ayudar a esta familia y hacerles ver que lo más importante siempre deben ser los días que aún están por venir.




OPINIÓN.

Me gustaría partir esta reseña con el resumen que hace el autor de su obra:

La novela comienza con rabia, tratando el terrible tema de la emigración de miles de jóvenes que se ven obligados a buscar una oportunidad profesional el extranjero, debido a la situación actual desde el comienzo de la crisis económica.

El protagonista, Abel, es seleccionado para un trabajo en una bodega, en un pequeño pueblo de la Toscana, Castellina in Chianti. Su trabajo allí será poner en marcha una nueva campaña publicitaria para unos vinos. Dicha bodega está gestionada y dirigida por su dueño, D. Biagio Cacciatore y su hija Adele. A pesar de la situación elegida para desarrollar la novela, se habla del vino de forma universal, llegando a nombrarlo como “la sangre de la Historia”, situándolo como elemento primordial de cualquier celebración a lo largo de los siglos.   

Abel conocerá en profundidad a esta familia y el cultivo de estos caldos de la mano de Adele. Viven sin poder olvidar la muerte de su madre años atrás, hecho que no deja que sus vidas transcurran de forma natural. El cabeza de familia procura llevar el negocio familiar y la relación con sus hijos de la mejor forma posible, pero la ausencia de su esposa pesa demasiado. Lucilla, la que más pegada a su madre estaba y quien jamás volvió a tocar el piano que tanto disfrutaba compartiendo con ella momentos maravillosos de música y Marco, el pequeño de los hermanos, con Síndrome de Down y con una manera muy especial de ver la vida. 

Abel recurrirá a una historia de su infancia, “El guardián de las almas musicales”, para hacer lo posible por mostrar a esta adorable familia que lo más importante, lo que de verdad nos debe ayudar para caminar hacia delante, son los días que aún nos quedan por vivir. Dará vida a este extraño personaje que otorga alma a los instrumentos antes de ser adquiridos por sus futuros dueños.     

Se lanzan varios mensajes en esta obra. Por un lado, lo importantes que deben de ser cada uno de nuestros días, el no esperar a que lleguen tiempos importantes para cualquier celebración, el detalle de no “tener nunca una botella de buen vino por descorchar”, en referencia a que cualquier momento es bueno para degustar un buen caldo. Pero sobre todo, el vivir nuestras vidas de forma natural, sencilla, ayudando por ayudar a quien nos necesite. Nuestras vidas son un viaje en sí mismas y tenemos que llenar nuestra maleta, nuestra propia vida, de luz y sueños que nos harán caminar rodeados de personas que siempre nos mostrarán sus manos cuando las necesitemos.

En definitiva, una novela que arranca sus páginas con rabia, pero que poco a poco se irá convirtiendo en un canto a la ilusión, al esfuerzo por ser mejores y a saber ayudar a aquellos que se sientan perdidos. La música y el mundo del vino como vehículo para una historia que cambia olivos por viñedos y aceite de oliva por vino. Estos dos líquidos son, quizá, los que mayor cultura histórica han tenido desde la noche de los tiempos.

Antonio Reyes



Cuando se me presentó el reto de leer la novela de este compañero, me enfrenté a un género del que no soy lector asiduo. Coincidíamos para un coloquio del II Festival de la Palabra de Úbeda (Jaén) y cada uno teníamos que leer la novela del otro. Según me comentaron, iban a ser novelas de temática similar.

Comienzo a leer las primeras páginas y me doy cuenta de que, en principio, no se parece la novela ni por asomo a la mía. Es uno de esos momentos en los que el desánimo se apodera de uno. No obstante, y ya que tenía que hablar sobre ella, me repongo a este primer revés y sigo leyendo. Esto que acabo de comentar, lo hablaba con Antonio el día que nos conocimos mientras nos tomábamos un café. A él, en cierto modo, creo que le ocurrió lo mismo.

Esa décima de segundo en la que decides seguir leyendo un libro o no hacerlo, es la culpable de poder perderte páginas mágicas de una historia. Al menos yo, temerario para algunos, continué leyendo la historia.

Es un libro en el que se habla de todos los temas que preocupan a la sociedad y que, por desgracia siguen de actualidad: paro, desamor, amistad, amor… Temas que  se han tratado siempre y que aún tienen cabida dentro del amplio calidoscopio temático de la literatura actual.

La historia arranca con la separación forzosa de un joven y sus familiares y amigos. Como cotidianamente pasa en muchos países del mundo, cansado de la situación laboral de su país, decide aceptar una oferta de trabajo en otro país. Aterrado con la idea de dejarlo todo, aunque con la esperanza de seguir creciendo como persona, Abel recoge todas sus pertenencias en una solitaria maleta y se embarca en una nueva aventura laboral.

Al menos en su caso, la aventura será una historia única e irrepetible, que jamás podrá llegar a olvidar. Y no, no desvelaré mucho sobre el contenido de esas páginas, pues creo que merece la pena leer esta preciosa historia plagada de momentos inolvidables. ¡Ah!, si lo hacéis acompañados de un buen vino, creo que será una experiencia inolvidable.

Es un libro que se lee rápido y de fácil lectura. Ideal para esos momentos de relajación o incluso de espera; momentos en los que no sabemos bien qué podemos hacer.

Para terminar esta pequeña reseña literaria realizada desde el cariño, y tal y como se lo hice saber al escritor, me sigo quedando con la dulzura, palabras y enseñanzas de Marco. Es difícil tratar y describir a un personaje como este, tan bien como lo ha conseguido hacer el autor. 

Si te gusta la lectura, esta es una novela que deberías leer y tener en tu biblioteca. Yo, por suerte, tengo mi ejemplar dedicado. Y tú, ¿a qué esperas para comprarla?